off the charts
POLICY INSIGHT
BEYOND THE NUMBERS

Ampliación de créditos tributarios reduciría significativamente la pobreza en Puerto Rico

Read in English

Según dos estudios publicados por dos organizaciones radicadas en Puerto Rico, se espera que las ampliaciones del crédito tributario por niños o menor dependiente (en inglés Child Tax Credit o CTC) y del crédito tributario por ingreso del trabajo (en inglés Earned Income Tax Credit o EITC) contenidas en la Ley del Plan de Rescate Estadounidense reduzcan significativamente la pobreza en Puerto Rico. La combinación de los créditos podría proporcionarles a las familias de Puerto Rico más de $2,000 millones en 2022 al momento de presentar sus declaraciones de impuestos para 2021.

Tales ampliaciones son de importancia esencial para Puerto Rico, ya que tiene algunas de las tasas de pobreza más altas de todo el país: el 44 por ciento para la población en general y, para los niños, un 57 por ciento. Además, las medidas son un alivio bienvenido tras años de declive económico, de un proceso continuo de bancarrota, de desastres naturales devastadores y de la pandemia.

El Plan de Rescate, puesto en marcha en marzo del año pasado, solucionó permanentemente una falla antigua en la que el CTC se otorgaba solo a las familias con tres o más niños en Puerto Rico. Ahora, por primera vez en casi 20 años, las familias con uno o dos niños pueden reclamar el crédito — una modificación que hace que cerca del 89 por ciento, o 304,000, de las familias con niños sean ahora elegibles. Esto según un estudio que realizó el Instituto del Desarrollo de la Juventud (IDJ), un instituto de políticas públicas que se enfoca en la pobreza infantil de Puerto Rico, y en el que se dio a conocer que un 97 por ciento de las familias del territorio ahora son elegibles para el crédito.

Puerto Rico también se beneficia de una ampliación temporal del CTC que el Plan de Rescate hizo posible a lo largo de Estados Unidos. Entre otras mejoras para los créditos de 2021, la ley aumentó la cantidad máxima del crédito de $2,000 a $3,600 por menor dependiente de 5 años o menos y a $3,000 por menor dependiente entre las edades de 6 a 17 años. Igualmente, hizo que la totalidad del crédito estuviera disponible para las familias sin ingresos o de bajos ingresos por un año (lo que a menudo se conoce como hacer que el crédito sea “completamente reembolsable,” o en inglés, fully refundable).

Según el estudio del IDJ, se espera que la combinación de la ampliación local y permanente para la elegibilidad al CTC con la expansión temporal del crédito al nivel nacional aumente en un 53 por ciento la mediana de ingresos de las familias de Puerto Rico que viven por debajo del umbral de la pobreza.

El Plan de Rescate también amplía de manera permanente el programa local del EITC mediante un suplemento anual de $600 millones (que se irá ajustando según la inflación). Este suplemento constituye el primer monto de dinero federal que Puerto Rico recibe por concepto del EITC desde que se creara este crédito federal hace casi medio siglo. La asignación federal permitirá que Puerto Rico cuadruplique el tamaño de su EITC local para que este sea más equiparable al crédito federal.

En agosto del año pasado, Puerto Rico le sacó provecho al suplemento federal al ampliar significativamente los beneficios y la elegibilidad de su EITC local. El crédito máximo ahora es de $1,500 para trabajadores sin hijos hasta $6,500 para trabajadores con tres o más hijos; antes de la ampliación, estas cifras eran de $300 a $2,000, respectivamente. Además, los trabajadores mayores de 19 años ahora son elegibles (antes solo eran elegibles las personas mayores de 27 años) así como también lo son los trabajadores por cuenta propia, que antes solo eran elegibles en conformidad con el criterio de la Secretaría de Hacienda de Puerto Rico. También se ampliaron significativamente los niveles de elegibilidad por ingresos, tanto el ingreso mínimo como el máximo.

Se espera que las ampliaciones del EITC beneficien a 211,500 hogares adicionales, según un estudio de Espacios Abiertos, un instituto de políticas públicas que se enfoca en la transparencia y la rendición de cuentas del gobierno. El nuevo EITC ahora llegará hasta 466,000 hogares en Puerto Rico, cifra que es casi el doble de los 255,000 hogares que antes eran elegibles. Cerca de 55,000 hogares que ahora son elegibles quedarían por encima del umbral de la pobreza.

Los estudios no abordan el efecto combinado del CTC con el EITC en la pobreza en Puerto Rico; sin embargo, algunos ejemplos demuestran un impacto significativo. Este año, por ejemplo, una madre soltera que devenga el salario mínimo federal (casi $15,000 al año) y que tenga una hija de 5 años podría reclamar un CTC de $3,600 y un EITC de $3,500. Esto aumentaría sus ingresos anuales por $7,100, un 47 por ciento, y quedaría por encima del umbral de la pobreza con cerca de $18,700.

Cabe destacar que mientras que el ajuste del CTC según el tamaño de la familia es permanente, la ampliación nacional del crédito es temporal únicamente. Por lo tanto, el Congreso debería actuar para afianzar permanentemente estas mejoras, incluido el que el crédito sea completamente reembolsable. Si no lo hacen, el efecto antipobreza del crédito disminuirá notablemente en Puerto Rico y el resto del país.

Es importante agregar que las familias de Puerto Rico que reclaman el CTC deben hacerlo directamente con el IRS, mientras que el reclamo del EITC deben hacerlo a través del Departamento de Hacienda de Puerto Rico. Dada la ausencia histórica de estos créditos en el territorio y la novedad de las ampliaciones, se espera que su recepción y ejecución se edifique con el paso del tiempo. Intensos esfuerzos de difusión y concienciación, incluidas las campañas de Espacios Abiertos y del IDJ, ayudarán a tantas familias como sea posible para que les saquen provecho a estos créditos.